Reparación estructural

Reparación estructural de forjados, vigas , pilares y pergolas

Uno de los principales enemigos del hormigón armado es la oxidación. La humedad que penetra en pilares y en vigas termina por oxidar las armaduras ( iniciando así el proceso de corrosión) aumentan de volumen hasta partir el recubrimiento del hormigón llegando incluso, por pérdida de sección, a desaparecer.

En numerosas reparaciones de pilares nos hemos encontrado que algunos estribos ya ni existen. Es por tanto necesario realizar una actuación de refuerzo para volver a reequilibrar la estructura y devolverle la capacidad de trabajo a ese elemento estructural.

Realizamos la reparación y el refuerzo de elementos estructurales con materiales punteros (Sika, Fosroc) como es el refuerzo con fibra de carbono en lugares de difícil acceso como pueden ser medianeras, patios interiores, cornisas, frentes de forjado, etc.